La Tienda del Dinero     info@latiendadeldinero.com

Cómo saber que potencia tengo que contratar en mi casa

socket-1794616_1920

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos al dar de alta la luz en una vivienda, es saber a ciencia cierta qué potencia debemos contratar. Lo cierto es que es una pregunta bastante importante, ya que esto debería calcularse en función a los electrodomésticos que tengamos y cómo los vayamos a utilizar, si de forma simultánea o individual.  ¿Qué potencia de luz contrato entonces? Vamos a verlo.

 

Calcular la potencia de luz que necesita una vivienda

 

La potencia eléctrica es la velocidad a la que se consume la energía, su medida más popular es el kilovatio (kW) y, dependiendo de la potencia que contratemos, nos costará más o menos la factura a final de mes.

 

Por eso, es importante saber qué potencia tenemos contratada actualmente, o cuál es la potencia que necesitamos para una vivienda en función de los aparatos que van a consumir la energía.

 

Si ya tenemos contratada la luz a una potencia determinada, pero cada poco tiempo saltan los limitadores, podría deberse a dos motivos: hay algo en la instalación eléctrica que provoca el fallo, o la potencia contratada es insuficiente.

 

Esto hasta ciento punto, no es recomendable, pero tampoco nos causará un perjuicio. Lo que sí lo hará será contratar una potencia muy por en cima de la necesaria.

 

¿Y cómo se qué potencia eléctrica necesito? Si es una obra nueva, el constructor tendrá esa información. Este habrá contratado a un electricista para realizar la instalación. En esos cálculos ya habrá estimado un consumo aproximado, y puede ser un buen punto de comienzo.

 

Si se trata de una instalación ya existente, puedes preguntar a los anteriores inquilinos, a tu arrendador, o contratar una potencia eléctrica aproximada en función al tamaño de la vivienda, y que vemos en el siguiente punto.

 

Rangos de potencia eléctrica más populares

 

La potencia mínima de luz es de 2,3 kW, aunque la mayoría de distribuidoras eléctricas nos ofrecen hasta un máximo de 10 kW en el hogar.

 

Aquí tienes una pequeña tabla orientativa:

 

  • Potencia de 2,3 kW: ideal para viviendas con muy pocos electrodomésticos y un tamaño inferior a los 50 metros cuadrados y sin calefacción eléctrica.
  • Potencia de 3,45 kW: vivienda de tamaño medio con pequeños electrodomésticos y sin calefacción.
  • Potencia de 4,6 kW: vivienda de tamaño medio con calefacción o aire acondicionado, siempre y cuando no se conecte simultáneamente con otros electrodomésticos.
  • Potencia de 5,75 kW: vivienda de tamaño medio-grande, con calefacción, aire acondicionado y varios electrodomésticos simultáneamente.
  • Potencia de 6,9 kW: vivienda de tamaño grande y consumo energético elevado.

 

Ahora que ya sabemos cómo calcular de forma aproximada la potencia tengo que contratar en mi casa, solo nos queda dar de alta la luz, y espera al siguiente recibo.